El papel de los errores en el aprendizaje de idiomas

From Antimoon Translation Project

Versión original: The role of mistakes in language learning


De todos los consejos que encontrarás en Antimoon, “No cometas errores” es el más controversial. Difícilmente pasa un mes sin que yo reciba un email de un profesor de inglés enojado, haciéndome saber lo estúpido que soy por decirle a los estudiantes que eviten cometer errores. ¿Que acaso no me doy cuenta que los errores son un elemento necesario en todo tipo de aprendizaje? ¿Que acaso nunca he escuchado la frase “aprende de tus errores”? ¿Y porqué estoy aterrorizando a los estudiantes para que se queden callados y no practiquen su output?

Con este artículo espero aclarar toda la confusión de una vez por todas.

¿Los errores son buenos o malos?edit

Permíteme decirte algo obvio primero: los errores son malos. Si tuvieras que escoger entre decir una oración correctamente y una oración con un error, ninguna persona cuerda escogería decir la oración con el error – y ningún profesor lo recomendaría. De forma similar, ningún profesor le daría una calificación mayor a un estudiante que haya cometido más errores que otro.

La razón por la que los profesores a veces dicen que los errores no deberían ser evitados es que creen una de dos cosas (o las dos):

  1. Creen que los errores son una parte inseparable del proceso de aprendizaje; por lo tanto, la única forma de evitar cometer errores en el idioma sería evitar hablar y escribir en ese idioma, y eso sería algo malo. Este sería el grupo de “Los errores son inevitables”.
  2. Cometer errores, y luego corregirlos, es una buena forma de aprender un idioma. Este sería el grupo de “Los errores son buenos”

Examinemos cada una de estas creencias:

“Los errores son una parte inseparable del proceso de aprendizaje”edit

Uno de los consejos que más se repiten en el mundo de los negocios es que para tener éxito en los negocios tienes que intentar muchas cosas diferentes hasta que una de ellas finalmente funcione. Inclusive grandes corporaciones a veces lanzan al mercado productos que terminan dándoles muy poca ganancia a pesar de haber gastado cantidades enormes de dinero en investigación de mercados. Esto ocurre porque es imposible predecir con 100% de certeza si los clientes comprarán un producto en particular hasta que dicho producto llegue a las tiendas.

Estos ejemplos nos enseñan que en áreas “desconocidas”, como las investigaciones científicas y el mercadeo, los errores son verdaderamente inevitables. Cuando nadie puede predecir que funcionará y que no, la gente que lo intenta más y fallan tienen una probabilidad más grande de éxito que aquellos que no hacen nada por miedo al fracaso. Piensa en Thomas Edison, quien tuvo que probar más de 6.000 materiales inadecuados para los filamentos del bombillo, hasta que él finalmente encontró un material que funcionaba.

¿Hay otras situaciones donde los errores son necesarios? Examinemos el aprender a nadar. El nadar no es una área “desconocida”. No existe misterio en esta área. Todos pueden ver los videos de Michael Phelps en cámara lenta para ver como se hace.


mistakes-swimming.jpg
Fuente: flickr.com/photos/gabyu

El problema es que hay un gran techo entre saber como nadar y hacerlo tu mismo. Toma muchas horas el entrenar los reflejos adecuados: poner tu cabeza bajo el agua en el momento indicado, sincronizar tus piernas y tus brazos, inhalar y exhalar, etc. El proceso involucra muchos errores; de hecho, cuando eres principiante, casi todo lo que hagas estará mal.

¿Los errores tienen su costo? Puedes apostarlo. Todos los entrenadores de natación saben que los errores pueden fácilmente convertirse en malos hábitos, los cuales son difíciles de olvidar. Cuando fallas en los negocios pierdes dinero. Los errores tienen costos. Pero tienes que aceptarlos, ya que no hay otra forma de llegar a tener éxito en los negocios y en nadar.

¿Y el aprendizaje de idiomas?edit

Ahora analicemos el aprendizaje de idiomas. Es obvio que aprender un idioma no es un área “desconocida” como la investigación y el mercadeo. Nadie le está pidiendo a los estudiantes que inventen nada (de hecho, ellos no deberían inventar su propia gramática y vocabulario) – ellos simplemente necesitan hacer exactamente lo que hacen los hablantes nativos.

Aprender un idioma tampoco es como aprender a nadar. Al nadar puedes recordar muy bien como tu entrenador mueve sus brazos, pero aún así no podrás re-crear ese movimiento. Entender la forma correcta de hacerlo no es suficiente. Necesitas entrenar tus músculos para que reaccionen de cierta forma, lo cual es un proceso largo y propenso a los errores. Primero cometes muchos errores, luego vas cometiendo cada vez menos errores, hasta que finalmente ya no cometes más errores.



mistakes-sentence-combining.png
Copiar y transformar oraciones es un trabajo fácil para el cerebro.

En comparación, en los idiomas, saber la forma correcta de hacer algo ES suficiente. Si tu puedes recordar y entender una oración en un idioma extranjero, entonces puedes repetirla sin cometer errores. Si recuerdas dos oraciones correctas, entonces puedes transformarlas y combinarlas para formar otra oración correcta. Hay muy poco espacio para que ocurran errores.

Aunque claro, las cosas son un poco más complicadas:

Si apenas estás empezando a escribir o hablar en un idioma extranjero, tal vez te tome 30 segundos producir cada oración (tendrás que editar muchas cosas mientras hablas, tartamudearás y tendrás que volver a empezar). Eso es porque puede tomarte un largo tiempo el recordar cosas, especialmente si no están en tu “memoria activa”. Pero inclusive si eres lento, tu oración puede ser libre de errores (o casi) si tienes cuidado.

Como se notó antes, la clave para producir oraciones correctas es recordar ejemplos correctos. Para construir tus propias oraciones en un idioma extranjero necesitas miles de palabras, cientos de estructuras gramaticales y docenas de modismos. Además, debes saber como se usa cada palabra dependiendo del contexto en el que se encuentre. Por ejemplo, end puede significar parar: “We must end the project (Debemos parar el proyecto)”, pero no puedes decir: I have decided to end seeing her. En su lugar debes decir: I have decided to stop seeing her (He decidido dejar de seguir viéndola).

Hay miles de “excepciones” como esa en todos los idiomas. Así que, aunque hay un trecho corto entre la teoría y la práctica, la teoría es muchísima. Sin embargo – y esto es crucial – la teoría puede ser adquirida sin producir errores por medio de leer y escuchar.

Aunque seguir ejemplos correctos no es difícil, pueden haber algunos problemas. Una es que cierta información es difícil de notar. Por ejemplo, si no lees textos en inglés con cuidado podrías ignorar el uso de artículos como a y the, ya que no son necesarios para entender el significado. Como resultado, en tu memoria faltará la información sobre como usar artículos, y la precisión de tu inglés (que tan correcto es) sufrirá.

Un problema más pequeño está relacionado con las “excepciones inesperadas”. Algunos patrones de uso son tan raros que es muy difícil aprenderlos, inclusive si recibes cantidades masivas de input. Por ejemplo, “I'd like to see The Simpsons” es correcto si te refieres a la película de Los Simpsons, pero estaría mal si te refieres al show de TV (en ese caso, se supone que debes decir “I'd like to watch The Simpsons”). Diferencias como esa son difíciles de aprender, inclusive si lees mucho.

Hay un área en el aprendizaje de idiomas donde “saber la forma correcta” no necesariamente se traduce en “hacerlo de forma correcta”: la pronunciación. Puedes invertir horas escuchando a un hablante nativo decir una palabra, y aún así podrías no poder repetirla apropiadamente. De hecho, aprender a pronunciar los sonidos de un idioma nuevo es muy parecido a aprender a nadar – tu cerebro y tus músculos tienen que acostumbrarse a los nuevos movimientos. El proceso toma tiempo e involucra muchos errores.


¿Hasta ahora que hemos aprendido? Primero que todo, que no todo el aprendizaje es aprendizaje de ensayo-y-error. En particular, es posible aprender idiomas con pocos errores porque:

  1. No requiere innovación o creatividad. Todo lo que tienes que hacer es copiar a otras personas: los hablantes nativos.
  2. La distancia entre “saber como debería hacerse correctamente” y “hacerlo correctamente” es pequeña. Una vez tengas suficientes ejemplos correctos en tu memoria será relativamente fácil transformarlas y combinarlas para formar tus propias oraciones.
  3. Necesitas muchos ejemplos correctos para hablar un idioma extranjero, pero estos pueden ser adquiridos sin errores.

“Cometer errores es una buena forma de aprender el idioma”edit

Ya hemos visto que el aprendizaje de idiomas puede ocurrir con muy pocos errores. ¿Pero porqué debería ser así? ¿Que hablar y escribir con errores no es una forma efectiva de aprender un idioma extranjero? Después de todo, “la práctica hace al maestro”, ¿no es así?

Aquellos que creen que los errores son una buena forma de aprender probablemente deberían analizar el siguiente modelo:


mistakes-feedback-model-1.jpg
Aprendizaje basado en retroalimentación (feedback).

En este modelo, el estudiante dice una oración, comete algunos errores, el profesor corrige esos errores, y el estudiante memoriza la forma correcta de decir la oración. La próxima vez se espera que el estudiante cometa menos errores. Este proceso se repite hasta que el estudiante esté libre de errores.

Ahora, ¿por qué no funciona tan bien este modelo?

Es muy lentoedit

Aprender idiomas es una tarea que requiere de muchísima memoria. Existe un número gigantesco de palabras, frases, estructuras y sutiles diferencias en uso que deben ser memorizadas. Algunos verbos usan el infinitivo (cease to do something), otras usan el gerundio (stop doing something). Se dice get in the car, pero se dice get on the bus. Mi copia de Practical English Usage contiene 654 páginas de ejemplos como estos y no cubre todo lo que sé de inglés. (En contraste, toda la información que necesitas para nadar perfectamente podría escribierse en unas pocas páginas; el resto es cuestión de practicar.)

Es obvio que un método de aprendizaje de idiomas eficiente debe proveer de alguna manera toda esta información al estudiante. En otras palabras, el estudiante necesita un número enorme de ejemplos correctos en el idioma que desea aprender. En el método basado en retroalimentación, el estudiante obtiene ejemplos correctos cuando el profesor lo corrige y le dice como se dice algo, y cuando el estudiante escucha su propia forma de hablar (y sus oraciones son correctas).

El problema es que en ese caso, el flujo de información que recibes es muy lento. Cuando hablas en un idioma que no dominas bien lo hablas lentamente y con bastantes pausas. Antes de que abras tu boca tienes que pensar en lo que vas a decir. Con frecuencia, en la mitad de una oración, vuelves a empezar cuando te das cuenta de que cometiste un error. También hay demoras debido a la interacción profesor-estudiante. Todo esto significa que la cantidad de ejemplos correctos en el idioma que alcanzarán los oídos del estudiante es muy poca.

Yo hice un experimento informal para medir esto. Primero, leí un libro simplificado en alemán por 15 minutos usando el método de “pausar y pensar” para prestar atención a la gramática y uso. Pude leer 55 oraciones (476 palabras) antes de que se acabara el tiempo. Entonces, me grabé a mi mismo hablando sobre la historia por 15 minutos. Construí 21 oraciones en alemán (196 palabras).

En términos de la cantidad pura de input que recibes, 4 clases de idiomas a la semana (de 45 minutos cada una) sería el equivalente a leer un libro por 74 minutos. Eso sería como 10 minutos al día, 7 días a la semana. Todo un año escolar de clases (es decir, 9 meses con 4 clases a la semana) proveen la misma cantidad de input que leer un solo libro de 250 páginas (84.000 palabras). Por supuesto, estos estimados aproximados asumen clases donde los estudiantes están hablando todo el tiempo – en las clases reales se pierde mucho tiempo, y muy poco tiempo se invierte en input puro (como leer un artículo corto en tu libro de texto o escuchar una grabación corta).

Requiere un profesor competenteedit

Siendo que el método esta basado en errores y retroalimentación, este requiere a una persona competente para dar retroalimentación correcta. No está claro donde se supone que el estudiante encontrará a una persona así fuera del salón de clase. Si él trata de interactuar con hablantes nativos en la vida real o en el Internet, él encontrará que los hablantes nativos generalmente no corregirán sus errores, siempre y cuando ellos puedan entender al estudiante. Es por esto que gramática como esta (ejemplo por Johnny) puede ser aceptada sin protesta fuera del salón de clases:

that not truthful really, i now am answer and express my thinking, and you understand myself on this replying, i am no doubt about it, but if you don’t correct my false words in this post then i keep practice false english and means i am learn this crap english.

Por supuesto, el estudiante puede usar el salón de clases para esto, pero lograr progresar así sea un poco requerirá más de 8 clases a la semana. Cursos así de intensivos son muy costosos e imprácticos para alguien que tiene que ir a trabajar, a la escuela o la universidad. Parece que un método basado en lectura y escucha “libre” sería más barato y más flexible.

Finalmente, también está el problema de encontrar buenos profesores. Aunque hasta ahora he asumido que la retroalimentación del profesor es perfecta, la realidad es que los profesores ignorarán muchos errores debido a no tener suficiente atención a los detalles, conocimiento o tiempo. Los profesores no-nativos a veces se rehusarán a corregir algunas oraciones, o sus “correcciones” podrían tener errores. Mi experiencia con el sistema de educación polaco muestra que muy pocos profesores no-nativos son una fuente confiable de input correcto... sin mencionar la pronunciación, la cual suele ser un típico talón de Aquiles.

Puede reforzar los erroresedit

Cada vez que dices una oración incorrecta tu cerebro se acostumbra a ella, y hace que sea más fácil que cometas el mismo error otra vez. Todos estamos familiarizados con el estudiante de inglés “fosilizado” que siempre dice cosas como He make, She work, y sin importar la cantidad de correcciones que se hagan no le ayudan. Esto es lo que ocurre cuando has estado escuchando a tu propia versión de la gramática del inglés por un largo tiempo.


mistakes-feedback-model-2.jpg
Aprendizaje basado en retroalimentación: un modelo más preciso.

Por lo tanto, este método de aprendizaje basado en output en realidad contiene dos ciclos de retroalimentación:

  1. Cuando el profesor te corrige y tu intentas recordar que una frase en particular esta mal (esta corrección no siempre ocurrirá).
  2. Siempre que dices una oración incorrecta.

El segundo efecto (reforzamiento) es probablemente más débil que el primero (corrección), pero igual este ralentiza los métodos de aprendizaje basados en hablar. Si un estudiante gasta la mayoría de su tiempo escuchando gramática incorrecta (producida por él mismo y otros estudiantes), y él obtiene muy poco input de otras fuentes, no se pueden esperar buenos resultados.

Comentarios finalesedit

Aprender idiomas no tiene que estar basado en hablar, cometer errores y recibir correcciones repetidas. De hecho, si tu meta es tener un muy buen inglés – es decir, si quieres poder hablar y escribir en inglés con muy pocos errores y poder entender series de TV en inglés – entonces el método basado en retroalimentación es la forma equivocada de lograrlo. Ese método construye tu conocimiento muy lentamente y depende de un buen instructor. Como resultado, solo cursos intensivos a largo plazo con profesores competentes pueden darte resultados satisfactorios, pero estos pueden ser muy costosos e imprácticos.

La alternativa – aprendizaje basado en input (más específicamente el Método Antimoon) – no depende de errores y correcciones. Este método te da mucha más información en menos tiempo y te permite construir tu inglés cuando lo desees, y por tanto tiempo como lo desees. Por otra parte, este método requiere que disfrutes leer libros en inglés y ver programas en inglés, además de que apliques los principios de lectura y escritura cuidadosa.


← Regresar a la Tabla de Contenidos